Escritor bailando

– ¡No, por favor! ¡El otro pie no!

El matón hizo un amago de sarcasmo en forma de sonrisa (aún no dominaba ese arte) y golpeó con la maza el pie derecho del escritor.

Éste, en mitad del terrible dolor, sonreía por dentro, regocijándose una vez más por su astucia al decirle al prestamista que era bailarín.

Anuncios

Un pensamiento en “Escritor bailando

Y tú... ¿Qué dices?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s